Como hacer mascarillas de aloe vera

Cómo hacer mascarilla de aloe vera para el pelo

Añadir miel a tu mezcla de aloe puede calmar el enrojecimiento, reducir las cicatrices e hidratar la piel. Sólo asegúrate de añadir menos miel que aloe (una proporción de 1:2 entre miel y aloe sería lo mejor) o la mezcla quedará bastante pegajosa. Si la miel no es lo tuyo, otro ingrediente estupendo para calmar la inflamación es la avena, que puede “suprimir las sustancias químicas proinflamatorias, llamadas citoquinas, así como la histamina”, dice el dermatólogo certificado.

El aloe ya es naturalmente exfoliante (contiene beta-hidroxiácido y ácido salicílico, que ayudarán a exfoliar suavemente la piel. El ACV también es exfoliante por naturaleza, pero puede ser útil combinarlo con un agente calmante como el aloe. Si no tiene ACV a mano, otra buena opción es añadir un exfoliante físico, como azúcar o posos de café, ya que estos gránulos pueden eliminar suavemente los residuos y combinarse muy bien con el aloe calmante.

Para combatir la decoloración de la piel, es recomendable tener a mano esta mascarilla de cúrcuma iluminadora. Dado que el aloe es un remedio para las manchas oscuras por sí mismo, añadir cúrcuma a la mezcla puede dar a esta mascarilla un gran impulso para aclarar la piel. Los cítricos pueden servir:

  Llongueras mascarilla

Cómo hacer mascarilla facial de aloe vera sin miel

Durante mucho tiempo, el humilde Aloe Vera ha sido considerado el ingrediente santo grial en el espacio del cuidado de la piel por muchas razones. No sólo se adapta a todos los tipos de piel, sino que es sin duda el mejor hidratante y humectante que calma la piel sedienta y mantiene la piel fresca como la menta durante todo el día, todos los días. En segundo lugar, es un antioxidante natural que protege la piel del daño solar, manteniendo a raya las líneas finas y las arrugas. Además, reduce la inflamación, por lo que es ideal para tratar quemaduras solares (pero eso ya lo sabes), eccemas, picaduras de insectos, etc.; y por si esto fuera poco, también puede ayudar a aclarar esas molestas manchas, puntos oscuros y pigmentación para conseguir una piel clara y resplandeciente. ¡Hablando de versatilidad!

¿Aloe Vera y Limón para la cara? Sí, ¡por favor! Además de la vitamina C, el limón tiene propiedades limpiadoras y blanqueadoras naturales que ayudan a descomponer las células muertas, aumenta la renovación celular y elimina eficazmente el bronceado e ilumina la piel.

Si tienes acné o la piel muy grasa, prueba una mezcla de Aloe Vera y Aceite de Árbol de Té para la cara. Mientras que el gel de aloe vera tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, el aceite del árbol del té ayuda a regularizar la producción de sebo e inhibe el crecimiento de bacterias, por lo que es una combinación muy potente que mantiene a raya los granos y el acné.

  Mascarilla cartel

Mascarilla facial de aloe vera para una piel radiante

Una mascarilla casera de aloe vera es la forma perfecta de rejuvenecer la piel con ingredientes que se encuentran en tu cocina o jardín. Un estudio de 2016 descubrió que, cuando se usa tópicamente, el aloe vera estimula la producción de colágeno y ácido hialurónico, mejorando la hidratación y elasticidad de la piel.

El aloe vera tiene una larga historia como tratamiento de la piel. De hecho, se dice que las reinas Nefertiti y Cleopatra utilizaban aloe vera en sus regímenes de belleza diarios. Por suerte para nosotros, adoptar este tratamiento de belleza de la realeza es sencillo, asequible y totalmente natural. A continuación te explicamos cómo hacer tu propia mascarilla facial de aloe vera.

Cómo utilizar la mascarilla facial de aloe vera

Resumen del artículoXUna mascarilla facial de aloe vera puede ayudar a que tu piel esté más vibrante, reducir la inflamación y las manchas, hidratar tu rostro y reducir los signos del envejecimiento. Puedes mezclar aloe vera con puré de papaya para hacer una mascarilla contra el acné que ayudará a que tu piel brille. También puedes mezclar gel de aloe con cúrcuma y miel, que te ayudarán a reducir la inflamación. Para una mascarilla exfoliante, mezcla gel de aloe con posos de café y azúcar. Antes de aplicarte la mascarilla, lávate la cara con un limpiador, exfóliala y date una ducha caliente para abrir los poros. Aplícate la mascarilla, déjala actuar 10 minutos y aclárala con agua fría para cerrar los poros. Para más consejos, incluyendo cómo hacer una mascarilla facial de aloe vera con matcha y arcilla de bentonita, ¡sigue leyendo!

  Mascarillas niño
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad