Como hacer una mascarilla facial casera

Exfoliante facial diy

Si tienes la piel seca, no eres la única. Utilizar una mascarilla facial una o dos veces a la semana es una forma estupenda de calmar la piel y rehidratarla, además de que no tendrás que salir a comprar una opción cara en la tienda. Coge algunos productos directamente de los armarios de tu cocina para empezar.

Resumen del artículoXLa piel seca puede ser irritante y antiestética, pero puedes hacer una mascarilla facial casera para hidratar y calmar tu piel. Para una mascarilla cremosa de aguacate, tritura la mitad de un aguacate hasta que quede bastante suave. A continuación, añade 2 cucharadas de yogur natural, 1 cucharadita de aceite de oliva y 1 cucharada de miel. Extiende la mezcla con los dedos por todo el rostro y deja que actúe sobre la piel de 15 a 20 minutos antes de aclararla con agua tibia. También puedes preparar una mascarilla hidratante de plátano machacando medio plátano en un cuenco junto con 1 cucharada de miel y 4 cucharadas de avena molida. Extiende la mezcla sobre la piel, déjala reposar 15 minutos y luego aclárala con agua tibia. Para saber cómo hacer una mascarilla hidratante de calabaza y especias, ¡sigue leyendo!

¿Cuál es la mejor mascarilla facial casera?

Combina 1 cucharadita de miel + 2 cucharaditas de leche + 1 cucharadita de cacao en polvo en un bol y mézclalo (la leche y la miel sirven de base, y el Dr. Robinson explica que deberás añadir “la cantidad justa de cacao en polvo para darle una consistencia lo bastante espesa como para extenderla por el rostro”). Deja actuar la mascarilla durante 15 minutos.

  Cadena porta mascarilla

¿Cómo se hace una sencilla mascarilla facial?

Combine yogur natural con zumo de limón fresco (el zumo de un limón) y aplíquelo sobre el rostro y el cuello limpios. Déjala secar de 20 a 30 minutos. Sentirás cómo la mascarilla se tensa en la cara y el cuello, lo que crea un efecto lifting y reafirmante. Déjala actuar más tiempo (hasta una hora) para conseguir un efecto lifting aún mayor.

Mascarilla hidratante diy

En estos momentos de estrés, permítete respirar y recargarte en casa. Enciende una vela, pon música. Es tu momento para cuidarte. ¿Y qué mejor manera de relajarse que una mascarilla facial? Aquí tienes 3 recetas caseras fáciles y naturales con ingredientes que puedes encontrar en tu cocina para hacer mascarillas faciales.

La avena tiene propiedades cicatrizantes, antioxidantes y antiinflamatorias, lo que significa que ayuda a regenerar e hidratar la piel para mantenerla joven. Calma la irritación y deja la piel más sana y suave.

La miel es un agente antibacteriano, previene las infecciones. También actúa como humectante para mantener la humedad dentro de la piel, ¡lo que hará que tu piel brille! Al igual que la avena, tiene propiedades cicatrizantes y antioxidantes para proteger tu piel.

Mezcla la avena para hacerla más suave (si es necesario). Mezcla el agua hervida y la avena hasta formar una pasta espesa. Añade una cucharadita de miel cruda. Mézclalo todo. Una vez frío, aplica la mezcla sobre tu piel. Déjala actuar durante 10/15 minutos y aclara con agua limpia.

  Fin de las mascarillas en transporte publico

Mascarilla casera para el acné

Con la belleza natural a la orden del día y el movimiento de belleza sin residuos ganando terreno, no hay nada más ecológico que fabricar tus propios productos de belleza con el contenido de tus armarios. ¿Qué tal unas mascarillas caseras para mejorar tu cutis? La salud no debe reservarse a la cocina. En su libro El arte del hogar natural, Rebecca Sullivan extiende el mantra a toda la casa, con recetas caseras de belleza y limpieza para conseguir aromas frescos sin productos químicos. Prueba estas mascarillas caseras…

Se cree que tanto el té verde como la espirulina ralentizan el proceso de envejecimiento, así que aplícatelos en la cara tan a menudo como puedas y, de paso, disfruta de tu taza diaria de té verde. Si no tienes té verde, puedes utilizar té de menta o manzanilla.

Los arándanos están llenos de antioxidantes, la miel es antibacteriana y no tienes que comerlos para obtener sus beneficios. Esta mascarilla supersencilla hace que vayan directamente a tu piel. Intenta conseguir miel local para obtener beneficios adicionales, como aliviar la fiebre del heno. Lo ideal son los arándanos frescos, pero también puedes hacerla con fruta congelada y descongelada.

Mascarilla facial de miel

Tener la piel seca y agrietada puede ser incómodo y frustrante. Sobre todo si has probado cremas y sueros hidratantes caros sin alivio. Si tienes la piel seca, a veces el mejor remedio está en tu despensa. Prueba a hacer una mascarilla facial hidratante casera, un exfoliante o una loción hidratante con productos que puedes comprar fácilmente a granel y que te ahorrarán dinero y te darán esa satisfacción de haberlo hecho tú misma.

  Mascarilla de canela para aclarar el cabello

Si tienes la piel sensible, es mejor que pruebes primero estas recetas en el cuello o la muñeca. Sin embargo, la mayoría de estos ingredientes son lo suficientemente puros como para que la mayoría de las personas (que no son alérgicas a las sustancias en sí) no tengan ningún problema.

Los aguacates son especialmente hidratantes para la piel. Estas cuatro increíbles mascarillas de aguacate son estupendas para pieles secas, normales y mixtas. Las personas con piel madura, arrugada y seca las encontrarán especialmente hidratantes.

Tres de las recetas requieren simplemente un aguacate fresco; la otra utiliza aceite de aguacate. Lo mejor es utilizar un aguacate maduro, fresco y ecológico, y asegurarse de triturarlo hasta obtener una pulpa cremosa. Si se combina con zanahoria, miel, aceite, huevo o suero de leche, deja la piel fresca y casi perfectamente hidratada.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad