Como usar acondicionador y mascarilla

Cuándo aplicar la mascarilla capilar antes o después del acondicionador

En la industria del cuidado del cabello, hay una cantidad abrumadora de productos capilares entre los que elegir. Y para muchos aficionados al bricolaje capilar, el acondicionador y las mascarillas capilares son los más confusos de todos. ¿Hay que usarlos juntos para duplicar la hidratación o sólo uno de ellos a la vez? En este artículo responderemos a esta y otras preguntas para que sepas qué producto utilizar y cuándo. Manos a la obra.

Puedes utilizar una mascarilla capilar y un acondicionador a la vez, pero es esencial utilizarlos en el orden correcto. La mascarilla capilar debe ir antes que el acondicionador. La idea es que la mascarilla aporte mucha hidratación y nutrientes al cabello y el acondicionador lo retenga.

El acondicionador se limita a acondicionar el cabello. Proporciona la ligera hidratación y manejabilidad que necesitas después de cada lavado. También deja una fina capa que mantiene el cabello hidratado durante días. Sin embargo, una mascarilla capilar proporciona a tu cabello una hidratación más profunda y una reparación capilar más sustancial. Hay mascarillas para todos los problemas capilares: daños, debilitamiento, encrespamiento, etc.

¿Debo utilizar tanto la mascarilla como el acondicionador?

Sí, tu pelo necesita tanto una mascarilla como un acondicionador para estar sano. El acondicionador suaviza el tallo capilar y reduce el encrespamiento, mientras que la mascarilla fortalece y estimula el crecimiento del cabello.

¿Hay que utilizar acondicionador después de una mascarilla capilar?

Una vez que hayas terminado, enjuaga la mascarilla. Siempre debes lavarte el pelo con champú antes de aplicarte la mascarilla y acondicionarlo después. El champú abrirá las cutículas del cabello, permitiendo que las hebras reciban más beneficios de la mascarilla.

Mascarilla capilar o acondicionador

¿Sueles buscar productos nutritivos para el cuidado del cabello? Las mascarillas capilares y los acondicionadores hacen un gran trabajo en ese sentido. Pero, ¿cómo elegir el más adecuado para que tu pelo luzca y se sienta bien?

  Klorane mascarilla en stick

Las mascarillas capilares están enriquecidas con aceites nutritivos naturales e ingredientes beneficiosos para el cabello dañado y seco. Nutre e hidrata el cabello y le devuelve su salud. Una mascarilla capilar hidrata en profundidad el cabello y lo acondiciona. Suele utilizarse después de lavarse el pelo y cuando está húmedo. Pero, si tienes el pelo extremadamente seco, puedes usarla para que los agentes hidratantes penetren profundamente en tu cabello.

También puedes preparar en casa una mascarilla capilar con plátano, aceite de oliva, aceite de coco, aguacate y aloe vera. Si utilizas herramientas térmicas para peinarte a menudo, una mascarilla capilar puede ayudarte a reducir la rotura del cabello y a controlar los daños.

El acondicionador es un agente acondicionador muy popular que suaviza el tallo capilar, lo rehidrata y reduce el encrespamiento. Previene la rotura del cabello y los daños causados por la exposición al sol. Los acondicionadores son ligeros, lo que facilita su aplicación. La mayoría de las veces, el acondicionador se aplica justo después de lavarse el pelo. Se deja actuar unos minutos para que penetre en el cabello y lo deje suave y manejable. Una de las funciones esenciales del acondicionador es retener el sebo que el cabello pierde después del lavado. El acondicionador produce aceite sebáceo sintético y equilibra el balance natural de grasa. [1]

¿Puedo utilizar mascarilla capilar y acondicionador a la vez?

¿Sueles buscar productos nutritivos para el cuidado del cabello? Las mascarillas capilares y los acondicionadores hacen un gran trabajo en ese sentido. Pero, ¿cómo elegir el más adecuado para que tu pelo luzca y se sienta bien?

  Mascarilla negra mujer

Las mascarillas capilares están enriquecidas con aceites nutritivos naturales e ingredientes beneficiosos para el cabello dañado y seco. Nutre e hidrata el cabello y le devuelve su salud. Una mascarilla capilar hidrata en profundidad el cabello y lo acondiciona. Suele utilizarse después de lavarse el pelo y cuando está húmedo. Pero, si tienes el pelo extremadamente seco, puedes usarla para que los agentes hidratantes penetren profundamente en tu cabello.

También puedes preparar en casa una mascarilla capilar con plátano, aceite de oliva, aceite de coco, aguacate y aloe vera. Si utilizas herramientas térmicas para peinarte a menudo, una mascarilla capilar puede ayudarte a reducir la rotura del cabello y a controlar los daños.

El acondicionador es un agente acondicionador muy popular que suaviza el tallo capilar, lo rehidrata y reduce el encrespamiento. Previene la rotura del cabello y los daños causados por la exposición al sol. Los acondicionadores son ligeros, lo que facilita su aplicación. La mayoría de las veces, el acondicionador se aplica justo después de lavarse el pelo. Se deja actuar unos minutos para que penetre en el cabello y lo deje suave y manejable. Una de las funciones esenciales del acondicionador es retener el sebo que el cabello pierde después del lavado. El acondicionador produce aceite sebáceo sintético y equilibra el balance natural de grasa. [1]

Mascarilla capilar con acondicionador

El acondicionador y la mascarilla capilar se recomiendan como cuidados complementarios para conseguir un cabello bonito, sano y brillante. Por desgracia, muchas mujeres no utilizan estos productos o no saben cómo aplicarlos correctamente. Y créenos, ¡el segundo sí que importa! Así que escucha nuestros consejos y convéncete de la diferencia.

El acondicionador es un segundo paso necesario en el ritual de lavado, ya que suaviza, nutre y protege el cabello, ayuda a fijar la humedad en él y, además, facilita el peinado. Por otro lado, basta con utilizar una mascarilla capilar 1-2 veces por semana. Aporta una dosis sólida de componentes revitalizantes y nutritivos para una recuperación inmediata del cabello.

  Bolsa porta mascarillas

Es muy importante seleccionar los acondicionadores y mascarillas en función de las características específicas de tu cabello: rizado, con tendencia a enredarse, teñido, seco, graso, dañado o con el cuero cabelludo sensible. Hay una solución para cada problema en forma de fórmulas especializadas con ingredientes activos que cuidan el cabello de la raíz a las puntas y en profundidad.

Se recomienda aplicar el champú masajeando el cabello y el cuero cabelludo. Esto facilitará posteriormente una mejor penetración de los ingredientes activos del acondicionador. Aclara el pelo con agua fría, que cierra los folículos y evita daños. Cuando el pelo empiece a “chirriar” bajo los dedos, estará listo para el segundo paso: la aplicación del acondicionador. Debes apretar el pelo con mucho cuidado para eliminar el agua, de lo contrario el acondicionador no permanecerá en el cabello.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad